The Spider. Un clásico del pulp

Héroes del pulp

Download PDF
Luis Guillermo Del Corral

Latest posts by Luis Guillermo Del Corral (see all)

Todo comenzó en octubre de 1933.

En Popular Publications al editor Harry Steeger se le planteó una cuestión en su trabajo: Crear un magazine centrado en un personaje que pudiera competir con el tremendo éxito de la Sombra. De ahí surgió la idea inicial de The Spider. La primera entrega, «The Spider Strikes!» y la segunda fueron escritas por R. T. M. Scott. Esas dos entregas presentan a un personaje que todavía no posee las características que le harían conocido entre los lectores. Pero como todo, cumplen su función. Una importante: Presentarle ante el público, ser sus primeros pasos.

Breve paréntesis: Al contrario de lo que era habitual, Scott firmó esas dos historias con su propio nombre (iniciales en este caso) y no con un pseudónimo editorial.

Pero en la tercera entrega llegaría Norvell W. Page. Con el pseudónimo editorial de Grant Stockbridge, haría suyo al personaje, dándole los elementos por los cuales es conocido, a él, a su entorno y a sus historias.

Una portada clásica

 Historias de acción frenética, con enemigos  que baten records de bajas mortales y escala de los desastres causados. Desde infectar Nueva York con una virulenta cepa de Peste Negra, hasta destruir las reservas de alimentos de la ciudad o asesinatos usando vampiros amaestrados. O derribar rascacielos enteros. Los enemigos del Amo de los Hombres (apodo/título de the Spider) son los más salvajes, malvados y desquiciados.

¿Quién es the Spider?

Para los criminales es su implacable enemigo. Para la Ley, no es más que otro criminal y sus actos, nada más que asesinatos comunes. Richard Wentworth es un criminólogo y adinerado miembro de la alta sociedad neoyorquina, veterano de la Gran Guerra. Como The Spider esconde su aspecto tras una capa negra, un sombrero, lacia peluca blanca y un siniestro maquillaje que simula hombros jorobados y un par de colmillos… ¡como los de una araña! A los criminales que caen ante sus balas, los marca con su terrible sello: Una peluda araña roja.

Sus aliados son pocos: Nita Van Sloan, su prometida, Ram Singh, su sirviente sikh, Jackson, su chofer y un cierto profesor que le ayuda en ciertos asuntos que requieran más academia que tiroteo.

Un detalle que define a the Spider es algo que en los años 30 no era muy común. La policía sospecha que Wentworth y the Spider son una y la misma persona. Situación agravada porque Stanley Kirkpatrick, comisario de policía de Nueva York es su mejor amigo. Y en más de una ocasión le persigue, convencido de que su amigo es el vigilante que masacra al hampa. En no pocas ocasiones, el letal justiciero es acusado de crímenes que cometen otros, lo cual complica aún más sus actividades.

No es invulnerable: En varias ocasiones sufre lesiones de consideración o es él quien tiene que ser rescatado por Nita. En una ocasión de hecho, fue Nita quien se puso la máscara por incapacidad de Wentworth. Muchas veces además, también sufre los efectos de los planes de sus enemigos: es envenenado, tiroteado, acuchillado o incluso pierde la vista. Pero, implacable en su propósito, actúa y se enfrenta a los delincuentes y depravados que viven de hacer el Mal.

The Spider es también un héroe con cicatrices morales y en el ánimo. No es un verdugo despiadado. Sufre y sufre mucho por las víctimas de los desquiciados criminales a quienes se enfrenta.

Hay mucho que hablar de este personaje, y esta solo ha sido una introducción que espero haya despertado vuestro interés. Las aventuras de the Spider dan para mucho, mucho más. Puede que en el futuro os hable de un aspecto concreto: Su influencia en obras muy posteriores.

Hasta entonces… ¡nos leemos!

Comentarios

Loading Facebook Comments ...

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.