Teleféricos como transporte de masas

Download PDF
Rubén Astudillo

Rubén Astudillo

Editor Bizarro at Ediciones Bizarras
Editor de este despropósito de sitio
Rubén Astudillo

Latest posts by Rubén Astudillo (see all)

Hay ideas que a priori parecen absurdas o que al menos nos resultan extrañas bien por su novedad o por recuperar conceptos que parecían haber quedado obsoletos. Así cuando nos hablan de proyectos destinados a recuperar tecnología que hoy consideramos atrasada o sólo apropiada para fines publicitarios y/o lúdicos nos mostramos escépticos.

La mayor parte de nuestras grandes ciudades cuentan con un sistema de viajeros por calzada (autobuses), de tranvías o de tren subterráneo (metro) para el uso urbano. Son los sistemas de transporte que tenemos asimilados y que nos parecen más normales. En entornos de ciencia ficción vemos tubos de vacío, aerocalzadas y sistemas semejantes. En ambientes steampunk o retrofuturistas vemos calzadas elevadas, cintas transportadoras o incluso teleféricos.

1

En el cómic Tom Strong podemos ver como la ciudad de Millenium City, de aspecto futurista aunque con ciertos toques retro hay instalado un sistema de transporte por medio de teleféricos a diferentes niveles. Para acceder a los mismos hay plataformas en los edificios.

TOMS_01_PAGE_004.480x480-75

Vale, es un cómic y nos resulta bastante chocante e incluso quizá ridículo, es algo que se ha metido en el mismo como elemento diferenciador, para que se vea claramente que no es nuestro mundo. ¿No?

Bueno, pues en este momento es cuando llegan estudios de diseño y nos presentan una nueva alternativa a los sistemas de transporte públicos de nuestras modernas ciudades y no es nada más y nada menos que teleféricos.

The Wire 01
The Wire… si es que mola el nombre

Según el estudio de costes  realizados por estos estudios, este se movería entre los tres y los doce millones de dólares por milla de recorrido (entre unos dos y nueve millones de euros por algo más de un kilómetro y medio), bastante inferior a la construcción de una línea de trenes (26 millones y medio de euros) o el metro (302 millones de euros).

Hablan en términos de capacidad de transporte y las cifras sorprenden aún más, y es que el continuo movimiento de las góndolas moverían unas 10.000 personas por hora, el equivalente a 2.000 viajes en coche o 100 viajes en autobús.

Además tenemos que su “huella mediambiental” es mucho menor al ser menos contaminante y no necesitar desforestar extensiones verdes para instalarlo. ¿Os imagináis una ciudad llena de edificios altos con teleféricos entre ellos y todo el suelo libre para parques y zonas verdes?

Como inconveniente le encuentro que quizá sea demasiado sensible a los elementos atmosféricos pero me parece una interesante vía de investigación.

Rubén Astudillo
Acerca de Rubén Astudillo 194 Articles
Editor de este despropósito de sitio

Comentarios

Loading Facebook Comments ...

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.