¡Subhumanos en pie de guerra!

Descripción de los subhumanos de La Tierra Perdida

Download PDF
Rubén Astudillo

Rubén Astudillo

Editor Bizarro at Ediciones Bizarras
Editor de este despropósito de sitio
Rubén Astudillo

Latest posts by Rubén Astudillo (see all)

Abrió los ojos antes de que el primer rayo de sol se filtrase entre los cueros de la cabaña.

Recogió del suelo sus azagayas de piedranegra junto al átlatl y los colgó de su cinto. Se volvió lentamente hacia el montón de pieles del fondo de la cabaña. Con movimientos lentos y ceremoniosos, embargado de temor reverencial separó las pieles y asió con infinito cuidado la nueva lanza de durapiedra. El asta era de madera endurecida, fuerte aunque bastante vulgar pero la punta estaba hecha de un material duro, frío como la piedra y del mismo color que el Ojo de Is al acabar el día. El hombre sabio que se la había confiado le dijo que estaba tallada de una lágrima de Is hecha piedra.

Armado con las azagayas y la nueva lanza salió de la cabaña. Otros cazadores hacían lo propio, algunos armados con durapiedra, otros con piedranegra pero todos preparados para el combate. El hombre sabio los llevaría hoy a las tierras más allá del río, a las que habitaba su tribu antes de que los hombresaltos construyeran la gran casa de piedra y les echasen de allí.

Hoy recuperarían lo que habían perdido sus padres: el honor y las tierras. La partida de guerra estaba preparada.

Alzó su mirada al cielo y le saludó el redondo Ojo de Isa. En ese momento vio a lo lejos una canoa celestial, una mala señal antes de la batalla.

Solo esperó que la bendición de Isa fuera suficiente.

subhumanos3

 


 

Subhumanos

Entre los seres inteligentes que habitan las Tierras Perdidas existe una especie, considerada poco más que animales por parte de los sabios de la Ciudadela. Considerados como la ínfima expresión de inteligencia: dominados por sus emociones, violentos e incapaces de tener una civilización más allá del nomadismo rapaz, sin capaces de producir nada por sí mismos.

Pero quizá en este caso los habitantes de la Ciudadela pecan de un exceso de soberbia y no se han dignado a estudiar realmente a sus sujetos en su hábitat y se han dejado llevar por la impresión recibida de unos pocos sujetos en cautividad y por la ferocidad de las razzias llevadas a cabo por sus partidas de guerra. La renegada Marisia ha convivido durante años con una tribu de subhumanos y ha descubierto en ellos una sensibilidad y una conexión con la naturaleza desconocida hasta ahora, pero hace tiempo que se la consideró renegada, radical e indigna de confianza en la Ciudadela

subhumano2

Características

A continuación se describen sus características para hacer personajes subhumanos con las reglas de El Reino de la Sombra

Tamaño (0): Mediano (aproximadamente 160 cm de altura, 75 kilos de peso).
Características (1): Destreza 11, Constitución 11, Inteligencia 9.
Velocidad (0): 9 metros.
Rasgos raciales (9): Despierto, Empatía animal, Énfasis en habilidad (+2 a Atención y +2 a Buscar), Énfasis en habilidad (+2 a Atletismo y +2 a Sigilo), Énfasis en habilidad (+2 a Supervivencia y +2 a Trato con animales), Entorno predilecto (Jungla), Percepción del entorno (Cielo abierto), +2 Puntos de acción.

Partida de guerra

Normalmente los subhumanos no forman partidas de guerra. Se trata de un pueblo nómada de recolectores y cazadores que apenas comprenden el significado de “guerra”. En algunos casos una figura poderosa como un gran cazador o un shaman puede llevar a los subhumanos a un frenesí guerrero que les conduce a atacar una población o una fortaleza humana. En ese caso debido a su poder e influencia reunirá a varias tribus formando un grupo de entre quince y cien guerreros que caerán como una marea sobre el desportegido poblado.

En una ocasión el número de guerreros alcanzaba varias centenas y arrasó un fuerte fronterizo. Pero eso fue un caso aislado…

Los subhumanos en combate

Dando la razón a los que afirman que son poco más que animales los subhumanos demuestran tener unas dotes tácticas nulas. Su estrategia se limita a lanzarse al combate directamente enseñando los dientes, gruñendo y no cejar en su avance hasta que se vean sobrepasados por la fuerza del enemigo o hasta que este sea totalmente derrotado.

No son raros los subhumanos que luchan hasta la muerte en contra de cualquier pensamiento racional.

Nuevo equipo

Átlatl

Un átlatl es una  plataforma de madera flexible sobre la que un dardo y se dispara empujando con fuerza, proporcionando un impulso debido a la amplificación de la palanca natural del brazo.

atlatl
Uso del atlatl

Un átlatl se usa en conjunción con una azagaya o un dardo. Lanzándolos de esta forma le proporciona un +2 al daño y un +10 al incremento de distancia.

Azagaya

La azagaya es el arma principal de los subhumanos, se trata de una lanza de hoja ancha y pesada con un asta corta para una longitud total de un metro aproximadamente. Normalmente está hecha con piedranegra aunque en los últimos tiempos y sin que se haya descubierto su origen se están viendo algunas hechas de durapiedra.

Usan el perfil de arma de la lanza corta descrita en El Reino de la Sombra

Armas típicas de los subhumanos

Arma Tipo Daño Crítico Tipo de daño FUE min Incr.Dist Tamaño Peso
Azagaya Sencilla 1d6 20 Perforante 8 6 m M

1 kg

Dardo Sencilla 1d4 20 Perforante 5 6 m Me

0,25 kg

Maza Sencilla 1d8 20 Contundente 12 M

8 kg

Lanza Sencilla 1d8 20 / x3 Perforante 10 G

3 kg

Armadura Tipo RD Penal. Armadura Velocidad Peso
Escudo de cuero duro Escudo +2 -1 3 kg

Nuevos materiales

Los subhumanos no tienen conocimientos de metalurgia y la mayor parte de sus armas están realizadas en piedra, concretamente lo que ellos llaman piedranegra que no es más que obsidiana. la obsidiana es una piedra dura de la que es bastante fácil obtener un filo extremadamente aguzado pero que por esa misma dureza resulta quebradiza. A efectos de juego las armas de durapiedra son iguales a sus homólogas de metal pero se partirán quedando inservibles si quien la usa sufre una pifia.

Recientemente se han visto guerreros llevando azagayas o lanzas hechas con un material oscuro, metálico y diferente de la piedranegra. Los subhumanos lo llaman durapiedra y se desconoce realmente qué es aunque todo parece indicar que puede tratarse de oricalco. ¿Quien y por qué les ha proporcionado armas hechas con este preciado metal?. A efectos de juego las armas hechas con este material reciben una bonificación de +1 tanto al ataque como al daño. Sólo estarán en posesión de los guerreros más hábiles y siempre tratarán de recuperarse en el caso de que portador muera. Son reverenciadas por los subhumanos

 

 

Rubén Astudillo
Acerca de Rubén Astudillo 132 Articles
Editor de este despropósito de sitio

Comentarios

Loading Facebook Comments ...

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. La forja de Hestaeos - Aventuras Bizarras
  2. Caracoles blindados - Aventuras Bizarras

Deja un comentario