Pulp y NeoPulp ¿Hay diferencia?

Cursillo de pulp (III)

Download PDF
Rubén Astudillo

Rubén Astudillo

Editor Bizarro at Ediciones Bizarras
Editor de este despropósito de sitio
Rubén Astudillo

Latest posts by Rubén Astudillo (see all)

Bienvenidos a esta nueva entrega del cursillo de pulp para novatos… Casi un año después de la segunda… no va mal la cadencia, no.

En la anterior entrada hablábamos de Qué es el pulp y qué es lo que entendemos por pulp y hacía una reflexión acerca del origen del término y de cómo ha evolucionado para significar en la actualidad algo bastante alejado de su origen.

Como ya habéis tenido tiempo para digerir su lectura vamos a dar un pasito más metiendo un nuevo término: Neopulp.

Primero y antes de nada voy a meter un descargo de responsabilidad, que ya sabemos cómo se toman algunos las cosas.

No soy ningún experto en literatura, tampoco soy ningún catedrático de cultura pop, ni puedo citar de memoria autores y títulos. Y a pesar de ello me arrogo la capacidad de dar respuesta a la pregunta que titula esta entrada. Solo soy un enteradillo al que le da por meterse en estos fregados.

Dicho esto vamos al lío.

Tal y como ya contaba en el artículo anterior de esta serie el pulp tiene unas características en cuanto al tratamiento simplista de los personajes, a la acción desenfrenada y muchas veces irreflexiva, a los argumentos disparatados y sin ninguna base real en la que apoyarse que hacen de este tipo de literatura una forma de evasión, de lectura divertida pero sin pretensiones. Está dirigida para un público que no quiere pensar en exceso, que sólo quiere divertirse. Y esto está muy bien y es más que disfrutable.

Pero tiene un punto que hace que, a veces, leer pulp en nuestros días resulte arduo. ¿Y qué puede ser esto?

El pulp es un hijo de su tiempo

Toda expresión es realmente hija de su tiempo, hay pocas obras que puedas separar del trasfondo cultural del autor, pocas que son realmente universales no sólo en su fondo si no principalmente en su forma. Es fácil ver, desde nuestra óptica moderna de mayor respeto por la mujer, y digo mayor porque no acaba de ser completo aún, con desagrado anuncios de hace 40 o 50 años donde se trata a la esposa como poco más que una criada. Lo vemos y no nos gusta, nos escandaliza. Sin embargo, nosotros mismos hace años no habría visto nada malo en ello. Nosotros mismos, no nuestros padres. Y eso es porque la sociedad y nuestra percepción del mundo evoluciona.

Ahora intenta imaginar esto con la perspectiva no de 40 años si no de 80 o 90. Transpórtate a una época donde el mejor tratamiento a la mujer era el puro paternalismo y eran tratadas como ciudadanos de segunda. Eso en el mejor de los casos, repito. O a los miembros de otras razas, que eran vistos como poco más que animales. O centrándonos en la meca del pulp, Estados Unidos, como incluso entre diferentes etnias de blancos se veían con un óptica totalmente racista: los italoamericanos no se juntaban con los hispanos, ni los irlandeses-americanos con los polaco-americanos… y todos eran vistos con suspicacia y desdén por los anglosajones. Los anglosajones que eran el público principal de los pulp.

Así tenemos que en los pulp, como en buena parte de la cultura popular como el cine o los seriales de radio ponen como centro de la narración, los héroes y muestra de lo que está bien y es correcto al arquetipo WASP (White AngloSaxon and Protestant, blanco anglosajón y protestante). Todo lo que se salga de ese arquetipo es visto con suspicacia, con temor, odio… Tenemos negros descritos como brutos sin cerebro, chinos considerados como arteros y traidores, los latinos son sucios e idiotas… ¿Y las mujeres? Básicamente relegadas al papel de objeto del crimen (asaltadas, asesinadas, secuestradas…) si se trata de mujeres “de bien” o al de femme fatale si tienen el descaro de salirse de su papel dentro de la sociedad. Y estas últimas tienen la mala costumbre de acabar mal. O redimidas volviendo al redil. Y no hablemos de la homosexualidad, porque da para otro artículo entero.

Como decía esto es hijo de los tiempos, el sentir de la época era ese. Era como pensaba una gran parte de la sociedad, sobre todo la clase obrera que es a quien se dirigía esta literatura.

¿Quiere decir que si nos acercamos al pulp nuestra sensibilidad moderna va a sufrir? Probablemente. Pero tenemos que hacer un ejercicio de abstracción y pensar que todas las obras culturales sufren de este mal, y tragarnos nuestra sensibilidad igual que nos tragamos que salgan blancos de ojos azules con la cara pintada haciendo de indios malos malísimos en las películas del oeste.

También es verdad, antes de que alguien me salta el cuello, que no todos los autores son iguales. Hay algunos más abiertos de miras y más cómodos de leer. Incluso hay algunos que tienen personajes femeninos o con un color de piel diferente que van más allá de su arquetipo y se convierten en verdaderos personajes. Pero  son la excepción y no la norma.

Entonces tenemos un género que nos gusta pos su acción desenfrenada pero nos puede dar urticaria por su forma reaccionaria de ver la sociedad y el mundo.

¿Dilema irresoluble?

No. Para arreglar esto tenemos el NeoPulp.

Llegamos al NeoPulp

Y entonces llegamos al quid de la cuestión: el NeoPulp.

¿Qué es el neopulp? Básicamente yo definiría el NeoPulp como pulp expurgado de las características que nos resultan más desagradables.

Es decir, que sería pulp al que se le ha retirado buena parte de su homofobia, misoginia y xenofobia. Es un pulp para la era moderna.

Que tampoco se me entienda mal. Que esto no quiere decir que el NeoPulp esté libre de los pecados de su padre, simplemente nos resulta más cómodo para nuestra sensibilidad. Todavía pueden encontrarse mensajes racistas o misóginos en algunos casos pero están más matizados y no es tan flagrante. Todavía la mayoría de los personajes siguen siendo WASP y aunque empiezan a verse personajes femeninos como principales es más raro encontrarse protagonistas de otras etnias o razas. Es un paso adelante, pero no es la panacea.

Si tuviera que decir dónde o cuando empieza el NeoPulp lo tendría complicado, muy complicado. Yo, como opinión personal lo situaría en el estreno de En Busca del Arca perdida. Estoy bastante seguro de que no es así, pero para mí es una obra que lleva el neopulp al gran público. Es para mí una piedra fundacional de este nuevo género y la forma en la que yo entré en el mismo.

Vista esta diferencia tengo que decir que leo pulp, he leído obras clásicas de la edad dorada del pulp. Pero lo que realmente me gusta es el NeoPulp.

¿Y qué puedo leer si quiero acercarme al neoPulp?

Eso ya lo dejamos para otro día.

Rubén Astudillo
Acerca de Rubén Astudillo 194 Articles
Editor de este despropósito de sitio

Comentarios

Loading Facebook Comments ...

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.