Primer premio del concurso de relatos cortos Aventuras Bizarras 2018: Una bestia del pasado

Download PDF
Rubén Astudillo

Rubén Astudillo

Editor Bizarro at Ediciones Bizarras
Editor de este despropósito de sitio
Rubén Astudillo

Latest posts by Rubén Astudillo (see all)

Una bestia del pasado fue elegido como primer premio en el Concurso de Relatos Cortos Aventuras Bizarras 2018. Su autor es  Jesús Calero Fernández, autor del blog Carbonoscuro

Es un relato que mezcla hábilmente un ambiente postapocalíptico con toques de superciencia mezclados con barbarie en el más puro estado. Nos encontramos ante lo que no deja de ser una cacería, una lucha contra un tremendo monstruo que puede recordar a una historia de fantasía heroica con los héroes persiguiendo y dando caza al dragón pero tiene un sabor diferente y muy genuino.

Espero que la disfruteis.

 

I.

Los tres cazadores se mueven a toda velocidad, eludiendo con soltura las traicioneras raíces que se aferran a la tierra marciana. A su alrededor se extiende una jungla densa, amenazadora, resonando todavía con las llamadas nocturnas de los grandes depredadores que habitan dentro de sus fronteras sombrías. Los árboles de troncos ocres y retorcidos se elevan decenas de metros hacia el cielo. Las hojas rojo sangriento, grandes y gruesas como manos humanas, forman una bóveda casi impenetrable para los rayos del sol distante.

Skarzu corre al frente. Es el más joven e impetuoso del grupo. Sus nuevos brazos forjados en hierro aún no han fraguado del todo con la piel, el músculo y los huesos de sus hombros. Sobre el pecho lleva con orgullo las pinturas rituales de caza, largas hileras de símbolos e intrincadas líneas que forman un complejo esquema de cobre fluido. Sus ojos pasan a visión infraroja mientras escruta cada palmo de selva, atento a cualquier indicio de peligro. Todavía no ha desenfundado las armas, dos espadas de hueso aserrado colgadas a ambos lados del cinturón, pero sus dedos ansiosos rozan las empuñaduras cada pocos segundos.

Miskala permanece en el centro. Los cabellos de la mujer son una red de filamentos rojos recogidos en infinitas trenzas. Enmarcan un rostro estrecho de ojos vivaces, pómulos marcados y labios carnosos, cruzado por seis cicatrices ganadas en combate en uno de los asteroides fortaleza del Abismo de Kuiper. Su cuerpo ágil se mueve con una economía y precisión que hace pensar en una pantera. Viste una armadura de metal forjada con los cadáveres de tres bestias mecánicas, cazadas en los abisales laberintos bajo Monte Olimpo. En sus manos porta una lanza de madera tallada, tenaz como el acero de Damasco, acabada en una larga hoja electrocargada.

El tercero del grupo es Maarud, un extranjero en las selvas de Valles Marineris. Su piel bronceada todavía huele al aroma picante del polvo de los desiertos de Venus. No es demasiado alto, pero sus anchos hombros y brazos como troncos, marcados por las más variadas cicatrices, delatan una vida de trabajo duro y peligro constante. En su mano derecha lleva una pistola de abordaje de un calibre ilegal en seis planetas del sistema Solar. A diferencia de las armas de rayos modernas, la antigua pistola dispara proyectiles sólidos fabricados uno a uno de forma artesanal.

Siguen el rastro de destrucción de su presa. Huellas impresas en el húmedo suelo, ramas arrancadas de cuajo, profundos arañazos en el tronco de los árboles más gruesos. La terrible criatura que persiguen a través de la selva parece haber dejado estas marcas a propósito, quizás como parte de alguna astuta trampa. O tal vez es el simple descuido de un depredador demasiado poderoso como para temer ser cazado.

Se trata de una mecanobestia, un ser de carne y metal surgido de las pesadillas genéticas de algún ignoto criadero forja. Ha estado alimentándose con impunidad de los hombres, mujeres y niños de las aldeas cercanas. Pero hoy los tres cazadores han decidido que ha llegado la hora de que pague por las vidas arrebatadas.

Rubén Astudillo
Acerca de Rubén Astudillo 194 Articles
Editor de este despropósito de sitio

Comentarios

Loading Facebook Comments ...

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.