Las espadachinas

Download PDF
Rubén Astudillo

Rubén Astudillo

Editor Bizarro at Ediciones Bizarras
Editor de este despropósito de sitio
Rubén Astudillo

Latest posts by Rubén Astudillo (see all)

Uno de los problemas que tiene la literatura, particularmente la literatura de género como la que puede encontrarse en las revistas pulp es el uso que se hace de las figuras femeninas. Parece que están limitadas a ser bellos maniquíes a los que rescatar, bellas y seductoras malvadas, prostitutas o víctimas. E incluso cuando parecen ser capaces de defenderse por si mismas caen como víctimas para que el héroe, más capaz, se luzca como puede verse en múltiples obras.

Uno de los mayores exponentes de la literatura de espada y brujería no es otro que Robert Ervin Howard quue, por si no lo sabéis, es  el autor detrás de Conan, Kull, Solomon Kane y muchos otros grandes personajes de espada y brujería. Si no lo conocéis no sé estáis esperando para hacerlo, pero yo de vosotros me sentiría muy avergonzado. ¿Qué conoceis a Conan por las películas? Leed los libros, por favor…

Gracias a un hilo de mensajes en Facebook descubrí la existencia de un libro que recopila algunos de sus relatos protagonizados por mujeres. Y se hablaba de personajes bien trabajados, fuertes, independientes e interesantes. Así que no dudé en conseguir mi ejemplar. Y me me lancé a su lectura.

Estas son las impresiones de esta lectura.

Empezamos por Agnes de Chatillon.

Agnes de Chatillon

Agnes es una mujer fuerte, independiente a la que su padre quiere casar a la fuerza con un hombre al que detesta para que se convierta en poco más que una posesión de este igual que pasó antes con su madre y su hermana mayor. Pero Agnes no se resigna y el día de la boda asesina al novio y huye con lo puesto.

– ¡Siempre el hombre en un mundo de hombres! – siseé entre dientes – Una mujer debe saber cuál es su puesto: ordeñar vacas, hilar lana, coser, cocer el pan y tener hijos. Sobre todo no debe mirar más allá del umbral de su casa, ni apartarse de las órdenes de su amo y señor. ¡Bah! ¡Escupo sobre todos vosotros! ¡No hay un hombre vivo que pueda enfrentarse a mí con las armas en la mano y sobrevivir! Y antes de morir se lo demostraré al mundo entero. ¡Mujeres! ¡Vacas! ¡Esclavas! Siervas temerosas que gimen y se arrastran… Que inclinan la espalda y se vengan… Matándose con sus propias manos como mi hermana me proponía que hiciera yo misma. ¡Ja! ¿Me niegas un sitio entre tus hombres? Por Dios, viviré como quiera y moriré como el Señor lo desee, pero si no soy digna de ser la camarada de un hombre, menos lo soy de ser su amante. ¡Así que vete al infierno, Guiscard de Clisson, y que el diablo te arranque el corazón!

Agnes es dura, extremadamente hábil con la espada y muy autosuficiente. No necesita a nadie y si busca compañía es la de hermanos de armas, nada romántico.

Esperaba encontrar el típico personaje masculino que hace que la dura mujer se ablande y se convierta de nuevo en una dulce mujer como debe ser pero, afortunadamente no es así. Comparte sus aventuras con personajes masculinos pero en ningún momento se ve ningún interés romántico o sexual: son compañeros de aventuras como pudiera serlo otro hombre. Un acierto.

En sus aventuras, que ocupan la mitad del libro nos encontramos enredos políticos, amores secretos en la corte, piratas, mercenarios y crueldad. Los personajes, tanto los protagonistas como sus adversarios no son buena gente, no son héroes en el sentido estricto de la palabra. Aunque sus motivaciones puedan ser nobles no lo son sus métodos: roban y matan a la más mínima provocación.

Agnes me parece un gran personaje del que me gustaría leer más aunque creo que todo lo que se ha escrito sobre ella está contenido en este libro.

Sonya la Roja

A Sonya la Roja nos la presentan en un único relato, el único que conocía por el nombre: La sombra del buitre.

Es un relato que me ha decepcionado. Y no por culpa del mismo, que es bueno, si no porque esperaba más preponderancia del personaje de Sonya , aquel en el que levemente se inspirara Roy Thomas para crear el personaje de Red Sonja en las páginas de Conan. En realidad Sonya no es más que un personaje secundario en las aventuras, o más bien en la desventura, de Gottfried von Kalmbach durante el asedio de Viena por parte de los turcos. ¿Es un personaje importante? Sin duda alguna. ¿Es un personaje interesante? También, es una mujer audaz, dura y temeraria en un mundo tremendamente machista. Pero esperaba más protagonismo por su parte y no quedar relegada a comparsa, más o menos importante pero comparsa al fin y al cabo, del personaje principal.

No obstante se trata de un gran relato, mucho más histórico que a lo que Howard nos tiene acostumbrados y en una época que también nos puede resultar extraña pero que sabe llevar con un gran ritmo y cuyo interés no decae en ningún momento.

En el relato seguimos las aventuras de Gottfried von Kalmbach, un caballero contra el que Solimán tiene una cuenta pendiente e intenta cobrársela durante la conquista turca de las tierras austriacas. Finalmente Gottfried se refugia en Viena que es cercada y asediada por las tropas del sultán. Y allí conocerá a Sonya, un personaje extraño: una mujer pelirroja, hermosa pero que lejos de lo que se espera por su sexo y su aspecto es una verdadera diablesa con una espada o una pistola en sus manos. Lucha como poseída por los demonios, bebe y jura como un mercenario y se comporta en todo momento como un soldado más de la muralla. Aunque inicialmente se caen mal y se llevan peor va naciendo entre ellos una camaradería que se verá reforzada por los sucesos. Quizá pueda observarse que esa camaradería podría llevar a algo más, pero eso me temo que es más una deformación nuestra como lectores que estamos acostumbrados a que esto sea lo esperado entre dos personajes de diferente sexo que a algo que podamos extraer del texto de Howard. De nuevo me parece un acierto el tratamiento de la relación entre ambos personajes.

Helen Tavrel

Llegamos a la última de las tres heroínas que nos presenta Howard y en este caso nos pasamos al género de piratas.

Helen es el personaje que me resulta menos interesante de los tres que nos presenta este volumen. Resulta curioso como el interés que me despiertan los personajes ha ido decreciendo a medida que avanzaba en la lectura del libro.

La acción comienza en una isla perdida, separada de las rutas comerciales donde encontramos un náufrago. Este naufrago ve aparecer un barco pero antes de que pueda pedirles socorro ve que es un barco pirata, con lo cual no se atreve a hacer nada y permanece oculto. Mientras ve como desembarca una chalupa y el barco se marcha. Uno de los pasajeros de la chalupa, elegantemente vestido salta a tierra y huye de los otros para sorpresa de nuestro náufrago. Más adelante descubrirá que el fugado no es un hombre si no Helen Tavrel, una conocida pirata con la que tendrá que aliarse para luchar contra los demás piratas.

Helen comparte con Agnes y Sonya una gran habilidad con la espada, una magnífica agilidad y rapidez y una personalidad resuelta que no se amilana ante nada. Pero al contrario de las otras es muy femenina. Aunque se viste como un hombre tiene gran esmero en la elegancia y la pulcritud, mantiene un aspecto angelical aunque luego sea capaz de usar la espada como un demonio. También está más pronta a dejarse ayudar por un hombre o incluso a delegar en él o a dejar su vida de pecado por un hombre. Incluso llega a enamorarse de su compañero. Lo siento si os pilla por sorpresa pero el relato tiene más años que cualquiera que esté leyendo esto. Esto, para mí desmerece el personaje, aunque no el relato que es muy interesante.

Intento no destripar nada pero atentos al final, que parece escrito por otro autor contemporáneo y amigo de Howard.

Conclusiones

Howard me ha sorprendido mucho en estos relatos. Estamos acostumbrados a leer a sus personajes que parecen exaltar todo lo masculino y que las mujeres en estos relatos cumplen los estereotipos del pulp (ya sabeis damas a rescatar, brujas con las que luchar o putas) pero en estos relatos vemos cómo sabe escribir desde otro punto de vista y crear personajes femeninos interesantes en sí mismos y no por su relación con un hombre, fuertes sin ser masculinos, personajes sobre los que merece la pena leer.

Si quieres leer una mejor reseña puedes leerla aquí

Sobre la edición

La edición que yo tengo es de la Biblioteca del Laberinto

ESPADACHINAS
ROBERT E. HOWARD
Nº de páginas: 203 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: LA BIBLIOTECA DEL LABERINTO
ISBN: 9788493416645

Rubén Astudillo
Acerca de Rubén Astudillo 137 Articles
Editor de este despropósito de sitio

Comentarios

Loading Facebook Comments ...

Be the first to comment

Deja un comentario