Genios criminales de oriente

Download PDF

Rubén Astudillo

Editor Bizarro at Ediciones Bizarras
Editor de este despropósito de sitio
Rubén Astudillo

Latest posts by Rubén Astudillo (see all)

Si hay una figura importante en una serie pulp, aparte del protagonista es el villano al que se enfrenta y entre estos pocos destacan más que los genios criminales orientales.

Existe un arquetipo que se repite en muchas series pulp y que incluso ha perdurado hasta el día de hoy en sus herederos espirituales los cómics de superhéroes. Es la figura de un genio maléfico, tremendamente inteligente y totalmente amoral que usa su intelecto y el poder que le otorga una tupida red de servidores para buscar un objetivo final, normalmente la conquista mundial. Aunque teóricamente este genio maléfico puede tener muchas imágenes diferentes, una que ganó mucha popularidad fue la del genio oriental. El pulp nació y se popularizó en una época en la que oriente se veía con creciente sospecha: culturas milenarias, personalidades radicalmente diferentes a las occidentales, formas de vida «extrañas», religiones y formas de vida que comenzaban a adentrarse en las sociedades de occidente… se percibían como una amenaza al «estilo de vida americano» y esta desconfianza y xenofobia cristalizaron en una serie de personajes orientales de mala catadura y peores intenciones aunque cultos e inteligentes.

El más famoso aunque ni mucho menos el único fue…

Fu Manchú

the-face-of-fu-manchu-original
El mensaje está clarito… «Obedece a Fu Manchú o todo ser vivo morirá»

Aunque hay muchos otros el personaje que mejor ejemplifica este arquetipo y en el que se miran muchos no es otro más que Fu Manchú, el gran adversario de las novelas de Sax Rohmer que da nombre a un buen puñado de ellas. Rohmer, en la novela El demonio amarillo le describe así

«Imagínate una figura clásica de mandarín chino; un hombre de alta estatura; delgado, de miembros recios, felino en sus actitudes y movimientos, con un entrecejo como el de Shakespeare y un rostro de expresión verdaderamente satánica. De su cráneo afeitado pende la coleta tradicional de los hijos del «Imperio Celeste». Sus ojos tienen el fulgor magnético de los ojos de la pantera»

Este personaje pertenece a un noble linaje y pertenece a la familia imperial y con su, aparentemente ilimitados medios económicos y un ejército de esbirros (no sólo chinos si no también birmanos o pakistaníes ) es un genio criminal con amplios conocimientos tecnológicos que usa para para intentar destruir la civilización occidental y erigirse en nuevo dominador mundial.

Este personaje, dotado de una gran inteligencia siempre veía frustrados sus maléficos planes por obra de dos agentes ingleses que se convirtieron en su némesis: Dennis Nayland Smith y el Doctor Petrie.

Tuvo una prolífica vida tanto en las novelas de Rohmer como posteriormente en seriales y películas. Incluso llegó a aparecer en comics de Marvel.

A su sombra se han creado decenas de sosias que intentaban imitar el modelo y algunos de ellos han llegado a nuestros días como El Mandarín de Marvel Comics.

¿Qué hace especiales a estos personajes?

En las novelas pulp o en los cómics hay una gran cantidad de genios del mal y reyes del crimen: mafiosos, genios locos… pero los genios criminales orientales tienen algo especial. Están rodeados de un aura de misterio, un misticismo oriental y una elegancia de la que carecen otros señores del crimen. Combinan una languidez en sus gestos y un aspecto arcaico que podrían ser risibles si no fuera por la inteligencia y la maldad que se oculta tras sus ojos negros. La maldad de una estirpe milenaria de señores acostumbrados a disponer de todo cuanto les rodea a su voluntad y molestos por los cambios que ha traído la sociedad moderna.

Si reseñables son los personajes masculinos, no menos lo son sus contrapartidas femeninas habitualmente conocidas como Damas Dragon (Lady Dragon) que unen a su carácter despiadado y su inteligencia una sensualidad capaz de hacer perder la cabeza al héroe. Suele tener menos inclinaciones tecnológicas y decantarse más por el uso de venenos o artimañas para lograr sus objetivos. No es raro que acabe prendada del héroe a la vez que le desprecia e intenta acabar con él. Sea como fuere suman el arquetipo de femme fatale al de genio criminal.

Otra variante es la del eunuco imperial. En la época del imperio el escalafón más alto del funcionariado estaba compuesto por varones emasculados que sacrificaban su masculinidad para ascender en la escala. Esto les confería un gran poder, en muchos casos superior al de la nobleza o incluso al del emperador. Un miembro corrupto de esta casta podría extender sus tentáculos hasta los lugares más insospechados. Carecen de la prestancia de un señor del crimen de ascendencia noble como el que describíamos antes pero conoce mejor la vida fuera del palacio imperial.

Eunuco
Eunuco

Aspectos recomendados

Señor del crimen

Estirpe imperial, Todos los occidentales son unos bárbaros, El Reino Medio volverá a ser grande, El mundo es mi patio, genio criminal

Lady Dragon
Lady Dragon

Lady Dragón

Belleza exótica, Femme fatale, Venenos y drogas no tienen secretos para mí, Hija predilecta de la familia imperial, No hay nadie lo suficientemente bueno para mí

Eunuco

Burócrata emasculado, Aspecto andrógino, Lo sacrificaría todo por el poder, Envidia de la familia Imperial, Yo soy el auténtico poder tras el trono

 

 

 

Utilizar genios criminales de oriente en tus partidas

Un genio criminal de estas características siempre está rodeado de una ingente cantidad de seguidores, partidarios y sicarios.

La organización debería ser algo similar a la siguiente:

En la cabeza de la pirámide se encontraría el propio señor del crimen. Inmediatamente debajo de él se encontrarían sus servidores de mayor poder y confianza: su mano derecha, sus hijos y parientes cercanos… Por debajo de estos numerosos seguidores tanto espías y agentes infiltrados en casi cualquier estamento del gobierno y las autoridades como asesinos y soldados sin mucho seso.

Es importante señalar que nunca se mancharán las manos actuando directamente, eso está muy por debajo de su estatus y siempre actuarán por medio de intermediarios.

Un señor del crimen de estas características debería ser grandilocuente, se complace en demostrar su cultura y su inteligencia explicando sus planes a los héroes como si fueran niños pequeños o débiles mentales cuando cree que no pueden evitarlos.

Y una última cosa, nunca, jamás serán humildes ni de gustos espartanos…

el-salon-de-fu-manchu
Un saloncito muy minimalista

Rubén Astudillo
Acerca de Rubén Astudillo 201 Articles
Editor de este despropósito de sitio

Comentarios

Loading Facebook Comments ...

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.