Dirigibles

Artículo recuperado de Mundo de Heroes

Download PDF
Rubén Astudillo

Rubén Astudillo

Editor Bizarro at Ediciones Bizarras
Editor de este despropósito de sitio
Rubén Astudillo

Latest posts by Rubén Astudillo (see all)

Desde siempre me han fascinado las máquinas voladoras, esos ingenios cuya explicación técnica apenas comprendo pero que permiten al ser humano volar a pesar de que la naturaleza nunca les dotó para ello. Cómo muchos niños pasé por una época en la que quería ser piloto y coleccionaba fotos de aviones y helicópteros. Se me pasó pronto: una cierta alergia al ejército y una escasez crónica de vil metal para financiar una academia de vuelo privada truncaron mí sueño ya muy joven.
Nunca perdí la pasión por los aviones y helicópteros pero nunca le hice demasiado caso a los globos ni a los dirigibles, los veía sosos y aburridos. Y con respecto a los globos no he cambiado de opinión.
La culpa de que cambiase de idea respecto a los dirigibles la tuvo Indiana Jones montado en aquel dirigible alemán. Comencé a verlos no tanto cómo una aeronave al uso sino cómo un barco volador, una especie de crucero que surcaba el cielo lenta pero elegantemente. Reforzó esa idea la utilización que hacen en Mutant Chronicle de los mismos, la imagen de un dirigible bauhauser sobrevolando las junglas venusianas me cautivó.

Pero bueno, menos rollos de por qué me gustan y al lío…

La imagen más generalizada es la de un globo aerostático que en lugar de ser redondo tiene forma de pepino y al que se le han acoplado motores para moverlo. Bueno, en principio y simplificándolo mucho podría parecerlo pero es como decir que un autogiro es el hijo bastardo de un avión y un helicóptero…
Un dirigible es una aeronave, concretamente un aerostato, que mediante un gran depósito de gas más ligero que el aire es capaz de generar sustentación suficiente para elevarse o para mantenerse inmóvil en el aire y dotado de sistemas de propulsión a motor que permiten dirigir su movimiento. A diferencia de los globos aerostáticos el depósito está formado de celdas rígidas o semirígidas donde se almacena el gas por lo que el mismo no pierde la forma debido a la pérdida de presión y no se desinfla como un globo como pasa en los dibujos. Esta estructura rígida permite una mayor resistencia del mismo a inclemencias, pequeñas colisiones o al ataque de patos kamikazes. La cubierta exterior del depósito está fabricada en plástico laminado aunque han existido al menos dos dirigibles construidos con una cubierta construida de láminas de metal. En el interior del depósito se han utilizado de forma extensa el hidrógeno y el helio que al ser gases muy ligeros permiten generar suficiente sustentación para elevar estos mastodontes de los cielos. El hidrógeno es un gas peligroso, es tremendamente inflamable lo que hace que manipularlo sea complejo mientras que el helio es mucho más estable y seguro. Sin embargo la mayoría de los dirigibles utilizaban hidrógeno. ¿Por qué? Por muchas razones pero hay dos muy importantes: el precio y que EEUU era el único suministrador de helio lo que hacía díficil para otros fabricantes de dirigibles acceder a grandes cantidades de gas para equipar a sus flotas.

 Historia

El primer artefacto humano en levantar el vuelo fue el globo aerostático de los hermanos Montgolfier pero no pasaba de ser una mera curiosidad sin demasiada utilidad real. Desde el primer momento se trataron de implementar sistemas de guiado que permitiesen navegar por los cielos. Diversos modelos de motores movidos a fuerza de brazos o vapor permitían un primitivo control de vuelo.

En 1872 en ingeniero naval francés Dupuy de Lome desarrolló el que puede considerarse el primer dirigible operativo dotado de un sistema de conducción y propulsión para ser utilizado en la guerra franco-prusiana.

En 1905 el español Leonardo Torres Quevedo construyó el “España” , un dirigible semirígido dotado de gran maniobrabilidad y estabilidad. Al año siguiente lo registraba (pat. nº 38.692) sin despertar interés oficial. En 1909 volvió a registrar otro aparato perfeccionado (pat. nº 44.956) y se lo ofreció a la firma francesa Astra, que en 1911 comenzó a fabricarlo en serie, llegando a ser muy utilizado en la Gran Guerra por los ejércitos aliados. De 1914 y 1919 son otras dos patentes sobre estas aeronaves (pats. nº 57.622 y nº 70.626). En 1918, no obstante, había fracasado por cuestiones económicas la fabricación, junto al ingeniero militar E. Herrera, de un gran dirigible transatlántico (el “Hispania”). La historia de este ingeniero es ciertamente fascinante y mas adelante le dedicaremos su propio artículo.La auténtica época dorada de los dirigibles llegó en 1900 con la construcción del Luftschiff Zeppelin (LZ1) diseñado por Ferdinand von Zeppelin, uno de los dirigibles más famosos de todos los tiempos y que ha dado el nombre por el que son ampliamente conocidos y duró hasta los años 30. Durante este periodo fueron usados como aeronaves de línea para el transporte de pasajeros y también para la guerra como observadores de artillería o incluso como bombarderos durante la Primera Guerra Mundial.

En los últimos años 20 y los 30 la popularidad de los dirigibles decayó mientras que ascendía la de los aviones. Una serie de grandes accidentes, más provocadas por chapuzas en la construcción que por un peligro inherente al diseño provocaron que se abandonase su utilización.

Actualmente los dirigibles han quedado relegados a ser meros reclamos publicitarios pero ya no cumplen con su labor de aeronave de transporte.

Usos en una partida de rol

Unas nociones de historia son muy de agradecer pero esto es un blog de rol, no de historia de la aeronáutica así que vamos a darle aplicaciones roleras a los dirigibles.

Fantasía

 

En un entorno fantástico los dirigibles pueden ser navíos voladores, auténticos barcos colgados de globos llenos de gas para generar sustentación. En un mundo de alta magia pueden haber sido desarrollados por los inventores gnomos quienes utilizan motores movidos a fuerza de brazos (o con pedales) o de vapor, utilizados como naves de línea que llevan pasajeros y carga de forma rápida por el aire. En un entorno de baja magia pueden ser un nuevo diseño del gremio de alquimistas que mantiene en absoluto secreto la fórmula del gas empleado para llenar el globo de sustentación. Sólo los reyes más poderosos pueden permitirse comprar un dirigible.
En cualquier caso traslada la acción marítima al aire: combates a cañonazos, abordajes y combates a espada por los cordajes que unen el casco al globo… ¿Piratas aéreos?

Steam punk

El steam punk es el género por antonomasia del dirigible. Sin ser tan fantasiosos en el diseño como el un entorno fantástico pueden exagerarse enormemente las características reales de los dirigibles. ¿Dirigibles blindados? ¿Equipados con bobinas tesla como arma? ¿Y si tuvieran un sistema para llevar acoplados aviones a su estructura?
El dirigible puede haberse convertido en el medio de transporte aéreo más popular para unir unas ciudades con otras. Pueden haberse construido auténticos transatlánticos voladores. ¿Y una flota de dirigibles de guerra?

Pulp

 

En el pulp no es raro encontrarse aventuras en las que se ven involucrados dirigibles, sin ir mas lejos en Indiana Jones y la última cruzada. Uno de los países que más apostó por los dirigibles fue Alemania y los usaban para hacer viajes transatlánticos enlazando Europa con los Estados Unidos. ¿Qué mejor escena contra ese villano nazi que a bordo de un dirigible alemán?

Futurista

 

¿Dirigibles futuristas? Sí, no me he vuelto loco. Cuando piensas en un juego futurista, a menos que se trate de una rara avis como Mutant Chronicles un dirigible parece fuera de lugar. Si quieres un cacharro volador pillas un aerodeslizador, no un aerostato ¿no?. Pues no. Me explico con unos ejemplos:

  • Futuro cercano: Una misión de exploración enviada a Titán, el satélite de Saturno. Una vez llegas a la superficie necesitas moverte con ella: Usar vehículos terrestres no resulta una buena idea, no sabes por qué terrenos has de moverte, usar aerodeslizadores/aviones/helicopteros no resulta una opcion mucho mejor ya que dependen demasiado de una fuente abundante de combustible. Un dirigible que va desmontado en la bodega de carga de la nave y dotada de motores eléctricos alimentados por las células fotoeléctricas instaladas en el exterior del depósito de gas permite una autonomía casi infinita ignorando accidentes geográficos. Si parece muy ci-fi la NASA y la ESA han hecho desarrollos y diseños para la fabricación de robots que no son más que dirigibles por control remoto.
  • Futuro lejano: Las características de un planeta puede hacer inviable o muy caro el uso de aviones o aeronaves similares debiendo volver a los dirigibles. O quizá las clases más pudientes utilizan estos para sus desplazamientos por el nivel de refinamiento y lujo que puede ofrecerles, auténticos yates flotantes en los que disfrutar sin prisas.

 

Esta entrada apareció originalmente en el extinto blog Mundo de Héroes el 10/11/12 escrita por mí mismo.

Rubén Astudillo
Acerca de Rubén Astudillo 201 Articles
Editor de este despropósito de sitio

Comentarios

Loading Facebook Comments ...

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.