Un poco de escenografía: El estanque

Siempre he tenido ganas de probar los productos de “agua artificial” que ofrecen varias marcas, pero normalmente cuando jugamos no usamos ríos, ni estanques con lo que nunca me había lanzado a crear escenografía acuática.

Pero esto ha cambiado con la llegada de la Navidad.

¿Por qué? Vamos a descubrirlo

Yo nunca he sido de las persronas que montán un Belén en Navidad pero mi mujer sí, así que hace unos cuantos años que lo montamos. Pero este año se me ocurrió la idea de ¿Por qué no fusionar mi afán escenográfico con esta actividad tan navideña.

Uno de los elementos menos logrados que teníamos para montar el Belén era un estanque de hecho en papel grueso con un poco de pintura para simular el agua así que decidí cambiarlo por uno mejor terminado.

¡Así que manos a la obra!

Paso 0- El agua

Hay muchos productos pensados para simular agua en una maqueta o diorama. Estuve informándome de varia marcas y productos viendo principalmente su precio y facilidad de uso.

Finalmente me decidí por usar Vallejo Aguas Tranquilas. No es el mejor pero sí es muy sencillo de utilizar, lo cual a alguien tan torpe como yo le viene de lujo.

No hay que hacer mezclas, no hay que manipularlo de ninguna forma y se puede usar según sale de la botella. Aún así es recomendable darle algo de color usando pinturas o tintas. Más que nada porque ya sabéis que el agua totalmente transparente es difícil de encontrar.

Un defecto que tiene y que he podido comprobar es que hay que hacer capas muy finas del producto para evitar problemas. Otro es que merma al secarse.

Pero me parecieron problemas menores. Y me lo siguen pareciendo.

Tened en cuenta que entre paso y paso hay que dejar secar y que el producto de agua artificial tiene un tiempo de secado lento así que entre uno y otro pasa al menos un día, en algunos casos hasta tres como es el caso de la transición del paso 3 al 4.

Paso 1: Esculpido

Estaba deseando echarle agua al estanque pero para eso… ¡Primero había que tener un estanque!

Lo esculpí en pasta de modelar de color terracota. Normalmente uso la pasta de modelar blanca, pero en este caso me parecía más adecuado este color.

El modelado es muy sencillo, si nunca habéis usado este material se maneja de forma similar a la plastilina y seca al aire. Tarda un par de días en terminar de secarse y es importante que lo dejéis sobre un papel absorbente para que no estropee sobre lo que lo estáis dejando.

Para terminar sacrifiqué un pincel barato y con sus cerdas hice esa especie de matojos que planté en una de las orillas y en la elevación central.

Luego pinté el estanque en un color marrón bastante aparente, concretamente Tierra Oscura (70874 de Vallejo Model Color).

Paso 2: El fondo

Para darle diferentes tonos al fondo del estanque pinté con marrón lodo la zona intermedia (71037 de Vallejo Model Air) para dar el aspecto de un barro más húmedo. Las partes más bajas las pinté con un marrón más oscuro (Sombra Tostada 71040 de Vallejo Model Air).

Las trnasiciones son muy bruscas, sobre todo con la Sombra Tostada pero pensé que se suavizaría al meter el agua.

Me equivoqué completamente y me podía haber ahorrado este paso como ahora veremos.

Paso 3: Lodo

En el fondo de los estanques suele acumularse fango, por lo que pensé en mezclar el producto de agua artificial con pintura marrón para simular este hecho.

Después de pegar un poco de cesped electróstático con cola blanca en algunas zonas que me parecieron adecuadas mezclé el agua artificial con pintura Marrón Lodo. Mezclé bien y lo dejé caer lentamente sobre el estanque.

En ese momento me dí cuenta de que había echado tanta pintura marrón que se ocultaba el fondo así que me podía haber ahorrado el paso 2. También que me había pasado con el grosor de la capa de agua artificial. Esperaba que eso no me trajera problemas, pero me equivocaba.

El problema: Grietas

Tardó la misma vida en secarse. Cuando tocaba la superficie dejaba la marca de mi dedo. De hecho tardó más de 3 días en secar. Y cuando lo hizo no lo hizo bien.

Ocurrió lo que me estaba temiendo. La capa de agua artificial era demasiado gruesa y, aunque la parte más superficial mantenía la estructura y era lisa, por debajo de esta se habían formado unas grietas bastante importantes.

En este momento no sabía qué hacer. ¿Abortaba el trabajo? ¿Intentaba retirar el agua artificial?

Al final decidí tirar adelante. Esto era un trabajo de práctica, no tenía por qué ser perfecto. ¡Seguimos!

Paso 4: Agua estancada

Igual que en el fondo se crea una capa de fango el agua que queda inmediatamente encima de este tiende a acumular impurezas y algas por lo que decidí echar una capa fina de agua mezclada con tinta verde (Army Painter QuickShade Green Tone).

No puedo indicar el porcentaje de la mezcla porque iba a ojo pero diría que mezclé un 30% de tinta por un 70% de agua artificial. Esto dió un agua de color verde oscuro y muy fluída que se depositó en las depresiones del estanque dando más impesión de profundidad.

A pesar de que la capa inferior parecía seca y lisa la nueva capa verde se coló en las grietas detectadas haciendo que fueran aún más visibles.

Aún no estaba seguro de no estar perdiendo el tiempo con est estanque.

Paso 5: Capas

Tenía el estanque secándose en el estudio así que cada día, cuando llegaba de trabajar le echaba un vistazo y le añadía una nueva capa de agua.

Cada capa tenía una proporción menor de tinta verde con lo que se fueron creando zonas de diferente color y degradados haciendo que las zonas más profundas mantuvieran un color más oscuro mientras las más superficiales fueran casi transparentes.

Las capas era tan finas como podía hacerlas, no quería repetir más grietas. Tener grietas en la capa de lodo era aceptable, tenerlo en las demás no.

Paso 6: Más capas

Añadiendo más capas la riqueza de colores del fondo fue ganando mucho, además las grietas cada vez eran menos visibles y parecían más algo hecho adrede y no un error.

Paso 7: Aún más capas

La verdad es que no estoy muy seguro de cuantas capas de agua tiene pero si tengo que hacer una estimación diría que 10. Una primera capa más gruesa de color marrón seguida de ocho capas de agua artificial con tinta verde en progresiva disminución y una capa final de agua artificial sin mezcla para dar brillo.

Paso 8: Últimos retoques

Finalmente llegó a un punto que estaba satisfecho con los colores y el brillo del agua, además se me acercaba la fecha límite para ponerlo dentro del Belén así que le añadí un poco de cesped electrostático y lo dí por finalizado.

Conclusiones

Me ha gustado mucho el producto y me gusta mucho cómo ha quedado finalmente el estanque.

Cosas a comentar acerca del producto de agua artificial de Vallejo:

Pros

  • La relación calidad precio me parece buena
  • Es fácil de usar, se puede usar directamente desde la botella o mezclar para dar tonalidades.

Contras

  • Es preciso utilizar capas muy finas de producto o tarda siglos en secarse y puede crear grietas.
  • Merma al secar. Esto es especialmente claro cuando has usado una capa gruesa. En capas finas apenas se nota.
  • Aunque dice que se autonivela no es del todo cierto. Es un producto denso que si no tiene mezcla tiende a no nivelarse del todo y puede dejar depresiones o “montañitas” indeseadas. Se aprecia más cuanto más pura es la mezcla. Usando tintas yo he conseguido una fluidez más adecuada pero puede ser problemático para usarlo para hacer aguas más limpias. Quizá usar un medium subsane esto.
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *